sostenibilidadresiduos@gmail.com

Los contenedores cerrados en tres municipios del Bages triplican el índice de recogida selectiva

05/04/2019 contenedor cerrado fracción resto

En un contexto de estancamiento en cuanto a la recogida selectiva en la comarca del Bages (Cataluña), desde el pasado 30 de noviembre, los ciudadanos de Balsareny, Sant Fruitós y Rajadell, cuentan con un nuevo sistema de recogida de residuos que tiene como objetivo que las familias que aún no separan los residuos en casa mejoren sus hábitos de reciclaje.

La prueba piloto, liderada por el Consorcio del Bages para la gestión de residuos junto con los tres municipios, ha consistido en cambiar los contenedores tradicionales por contenedores con un sistema de control de acceso. En este sentido, el contenedor de la fracción resto sólo se puede abrir el domingo de cada semana con una tarjeta personalizada, a excepción de las familias que generen pañales, que pueden tener acceso todos los días con una solicitud previa. Por otra parte, el contenedor de la fracción orgánica, aunque también funciona con la tarjeta, se puede abrir todos los días. Finalmente, los contenedores de las fracciones de envases ligeros, vidrio y papel-cartón continúan abiertos como hasta ahora y no se requiere el uso de la tarjeta para depositar residuos.

Para la obtención del material, cada familia recibió una carta donde se indicaban los días y los horarios en los que se podía recoger el kit de material, que constaba de un cubo aireado y dos paquetes de 40 bolsas compostables para separar los residuos orgánicos en casa, dos tarjetas por familia, un imán y un folleto informativo.

Durante los primeros meses de implantación de este sistema, se ha conseguido revertir los porcentajes de reciclaje. En promedio, con el sistema anterior un 73% de los residuos iban a parar directamente al vertedero y sólo un 27% se recogía de manera selectiva, mientras que con el nuevo sistema sólo el 21% de los residuos recogidos van al depósito, mientras que el otro 79% se recoge de forma selectiva en las diferentes fracciones: orgánica, papel, vidrio y envases.

En este contexto, analizando los datos entre diciembre de 2018 y febrero de 2019, del total recogido en los municipios y barrios que participan en esta prueba piloto, un 21% corresponde a fracción resto (con una disminución del 52%), un 42% a la orgánica (con un incremento del 31%), un 15% al vidrio, (con un incremento del 10%) un 12% a los envases (con un incremento del 6%); y un 10% en papel (con un incremento del 5%).

Rajadell es el municipio donde la selectiva obtiene un mayor porcentaje, con un 83%; Balsareny, un 80%; y Sant Fruitós, un 77%.

Tras la primera fase de implantación, en la cual ha habido una valoración muy positiva por parte de la ciudadanía, ha comenzado la fase de seguimiento de incidencias, en la que los informadores ambientales se ponen en contacto con aquellas familias que aún no han recogido las tarjetas para poder acceder a los contenedores, o con aquellas que se detecta que hacen un uso poco habitual. Además, los ciudadanos tienen a su disposición un número de teléfono para comunicar cualquier incidencia, duda o problema que se presente, mediante llamada o WhatsApp.

Ver más noticias

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar